Home / Ciencia / La primera muñeca sexual con Inteligencia Artificial
mñeca

La primera muñeca sexual con Inteligencia Artificial

La vida erótica de la sociedad digital pasa por llevarse a la cama todo tipo de ‘gadgets’, que van desde las muñecas sexuales hiperrealistas a los ‘sextoys’ de última generación, pero hay algunos otros que van más allá en donde al final el ser humano termina por contarle toda su vida íntima a un robot.

Y parte de este mundo de las muñecas robot sexuales se pueden encontrar en el mundo hiperrealista de las empresas creadoras de estas muñecas como es el caso de RealDoll, Orient Industry o KanojoToys en donde uno se puede percatar de la realidad y la cantidad de clientes que están dispuestos a comprar una compañia robótica.

Muñecas sexuales

Sin embargo, la obsesión por el detalle es sorprendente porque como si de un catálogo de esclavas sexuales se tratase las muñecas vienen en diferentes formas para poder escoger dónde van desde elegirles la ropa, el color de piel, ojos y hasta el tipo de cuerpo, el tamaño de busto o el pene o el corte de pelo, donde el precio de cada pieza va un poco más allá de los 4.000 euros.

Sin embargo, esos detalles perfeccionistas acaba de terminar por detallarse con la presentación del primer robot sexual comercializable de la historia que incorpora una cabeza robotizada dotada de inteligencia artificial. Y los creadores de este robot con IA es parte de la compañía RealDoll, en donde ellos aseguran que es la primera robot sexual dotada de inteligencia artificial diseñada para hacer compañía y además ser la amiga y amante de su dueño. Por lo que la robot está programada “para satisfacer las fantasías sexuales más salvajes” y sus prioridades son “amar, honrar y respetar” a su dueño humano “por encima de todo” y el precio ronda por lo 10.000 euros. 

 

Acerca Agustin Moreno

Avatar

De interes

Oxford y AstraZeneca seguirán ensayos de vacuna pese a muerte; voluntario habría recibido placebo

Luego de que la autoridad de salud de Brasil informó este miércoles que murió un …