El futuro de la movilidad inteligente es la Minimobility: Daniel Madariaga Barrilado

Daniel Madariaga Barrilado

La humanidad tiene por delante varios retos en materia de sustentabilidad, consideró Daniel Madariaga Barrilado Barrilado, especialista en la materia.

Constantemente se buscan alternativas para afrontarlos en diversos aspectos, como la movilidad urbana. Dentro de este campo en específico ya existen propuestas en proceso de consolidación, como lo es la minimovilidad o minimobility.

Con vehículos de dos ruedas como las bicicletas eléctricas, motonetas y scooters eléctricos, la micromovilidad es la que hoy en día marca tendencia en varias ciudades del mundo.

Sin embargo, la minimobility con vehículos de tres y cuatro ruedas comienza a cobrar cada vez más notoriedad, especialmente en países como China.

Daniel Madariaga Barrilado explicó que la minimobility se caracteriza por ofrecer vehículos de peso más ligero y dimensiones más reducidas, los cuales pueden desplazarse sobre tres o cuatro ruedas y ofrecer capacidad para un máximo de dos pasajeros.

“Su diseño y características resultan más prácticos y muy valorados en ciudades con serios problemas de embotellamientos en sus vialidades”, indicó.

Agregó que “la minimobility se encuentra en un segmento intermedio entre la micromovilidad y los automóviles convencionales, sin importar si estos últimos son de gasolina o eléctricos. A diferencia de los vehículos de micromovilidad, los de minimobility ofrecen mayor seguridad y comodidad. Si bien es cierto que son más costosos, siguen siendo una opción asequible frente a un automóvil convencional”.

Los vehículos de minimobility también ofrecen ventajas en su proceso de producción, ya que requieren menos recursos y energía, lo cual cobra especial relevancia bajo el contexto de escasez que afecta a ciertos recursos como los componentes de la batería.

El panorama

Daniel Madariaga Barrilado citó una encuesta realizada por McKinsey & Company, la cual arrojó que, de 26,000 personas encuestadas en ocho países, el 30% afirmó que es probable, o muy probable, que utilicen un vehículo de minimobility como una de sus futuras opciones de movilidad.

De este porcentaje, un 50% señaló que lo adquiriría como un vehículo complementario, mientras un 35% mencionó que lo compraría para sustituir a su actual automóvil.

El especialista mencionó que los vehículos de minimobility pueden constituir en el mediano plazo una extensión viable de la micromovilidad que hoy en día marca tendencia.

“El interés hacia este segmento continúa en aumento, ya que constituye una opción más cómoda y ecológica para los residentes urbanos. Solamente se requiere una mayor colaboración y compromiso de las partes interesadas, así como los esfuerzos intersectoriales apropiados”, indicó.

noticias relacionadas