1. Home
  2. »
  3. Ciencia
  4. »
  5. Un pedazo de la Luna podría estar orbitando cerca de la Tierra

Un pedazo de la Luna podría estar orbitando cerca de la Tierra

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Asteroide cerca de la Tierra

Cada año durante el mes de abril, un pequeño asteroide conocido como Kamo`oalewa se acerca lo suficiente a la Tierra y podría tratarse de un pedazo de la Luna.

Quizás pueda parecer uno de tantos, pero ahora una nueva investigación publicada en Nature Communications Earth & Environment, nada más lejos de la realidad: podría tratarse de un pedazo de nuestra propia Luna.

Utilizando el Gran telescopio binocular de Arizona, un grupo de astrónomos observó que este pequeño asteroide, que tiene entre 46 y 58 metros de diámetro.

No reflejaba la luz del sol de la misma forma que el resto de asteroides conocidos.

Estos cambios en el espectro del asteroide, como se conoce a este fenómeno del reflejo de la luz, alertaron a los astrónomos sobre la particular composición de Kamo`oalewa.

Un pequeño pedazo de la Luna

Después de observar detenidamente al asteroide, Sharkey y sus compañeros descubrieron que el espectro de Kamo`oalewa era muy similar al de los fragmentos de roca lunar obtenidos durante las misiones Apollo.

Esto sin duda parecía un gran indicativo de que el asteroide era un fragmento de la Luna que se había desprendido de nuestro satélite.

“Es más fácil de explicar que proviene de la Luna que otras ideas”, afirmaba Sharkey, aunque parece que serán necesarias “más observaciones” para poder afirmarlo con rotundidad.

Su composición no es lo único que demuestra que podría tener un origen lunar, también lo parece indicar su curiosa órbita, ya que se trata de un asteroide que orbita al Sol pero que lo hace mucho más cerca de la Tierra que del resto de asteroides.

 “Es muy poco probable que un asteroide cercano a la Tierra se mueva espontáneamente en una órbita cuasi-satelital como la de Kamo`oalewa”, dijo Renu Malhotra, profesor de ciencias planetarias en la Universidad de Arizona y coautor del estudio.

Según Malhotra, la órbita del asteroide durará unos 300 años más, por lo que todavía tenemos margen para conocer su procedencia.
Si se confirma la teoría lunar, el siguiente paso de los astrónomos será tratar de descubrir cómo y cuándo este asteroide se separó de nuestro satélite.
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas