1. Home
  2. »
  3. Humanidad
  4. »
  5. Reloj del cambio climático calcula 10 años para evitar temperatura de 1,5 grados

Reloj del cambio climático calcula 10 años para evitar temperatura de 1,5 grados

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
reloj del cambio climático

La ciencia está de acuerdo en que hay que evitar a toda costa que la temperatura del planeta suba 1,5 grados Celsius sobre los niveles previos a la revolución industrial, pero ¿cuánto tiempo nos queda? Este reloj se ha encargado de calcularlo.

El Reloj del Clima no es exactamente un proyecto nuevo. Se puso en marcha nada menos que en 2015 con motivo de la cifra de 1,5 grados Celsius acotada como límite en los Acuerdos del Clima de París.

La cuestión es que los últimos ajustes correspondientes a 2021 nos acaban de quitar un año entero del tiempo restante para alcanzar la cifra tras la que, según los científicos, ya no hay marcha atrás.

Ahora mismo nos quedan 10 años y cinco meses para llegar a 1,5 grados de calentamiento, pero no conviene olvidar que este reloj no calcula el tiempo real, sino el tiempo en función de las emisiones.

Si estas suben, el tiempo se agota más rápido como acaba de pasar. Si bajan, ganamos tiempo.

¿Por qué hemos perdido un año entero?

La pandemia de Covid-19 supuso un parón en las emisiones de dióxido de carbono, pero ahora que la enfermedad está más controlada han vuelto a subir, y lo han hecho tan rápido que se espera que a finales de este año vuelven a niveles de 2019.

El reloj del clima ha mejorado mucho su funcionamiento desde que arrancó en 2015. Ahora mismo usa tres fuentes de datos diferentes para funcionar.

La primera es el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), que a su vez se basa en el índice global de calentamiento.

El segundo es el índice de emisiones del Global Carbon Project calculado en los últimos cinco años.

Finalmente, el reloj tiene en cuenta algo llamado Presupuesto de carbón restante, que es el dióxido de carbono que emitiríamos si no estuviéramos intentando lograr ese objetivo de reducir la temperatura.

En una década pueden cambiar muchas cosas, algunas para bien, pero la última cumbre sobre el clima ni siquiera ha llegado a un acuerdo sobre las emisiones de metano provenientes de la ganadería.

Países que son grandes productores en este sentido como Australia o Rusia no han querido comprometerse a reducir las emisiones de metano.

Así que me vais a perdonar si no soy muy optimista sobre el tiempo que nos queda.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas